Bon appétit (David Pinillos, 2010)

Escrito por

Twitter icon

Bon Appétit es el debut como realizador de David Pinillos, un segoviano que acumula una amplia experiencia como montador en el cine español. Dicha película le hizo merecedor al premio Goya como Mejor Director Novel en la 25º edición de cine.

Daniel (Unax Ugalde) es un prometedor cocinero que viaja hasta la ciudad más poblada de Suiza, Zurich, para iniciar una prometedora carrera en la industria de los fogones. Allí conocerá, de forma fugaz y despiadada, el éxito profesional, inmerso en un arrecife de sentimientos y sensaciones hacía Hanna (Nora Tschirner), una chica, de origen alemán, dulce y bella sumiller del restaurante en el que ambos comparten tiempo y dedicación.

La cinta es un melodrama romántico elegante, natural e intimista. No se limita a contarnos una historia superficial, y llena de tópicos manidos, sino una crónica ordinaria ahogada en vibrantes y emotivos momentos.

Una historia de amigos, una historia que, salvando mucho las distancias, evoca en cierta medida ese espíritu que transmitía la magistral obra maestra de Wilder (entre tantas), como es, El apartamento. Un joven profesional ve como en su carrera profesional está a punto de despegar de forma sustancial, pero se cruzan en su camino, como impedimento, unas desazonadas sensaciones. ¿Dejar a un lado los sentimientos por la novia del jefe, para encauzar su carrera?, ¿O dar prioridad a la felicidad coetánea que le proporciona un lugar, una amistad y un apego afectuoso?

Todo ello contado de una forma espontánea, en el que el temperamento de cada personaje aporta la profundidad oportuna al film. Son los personajes quienes consiguen atraer la atención del espectador, son ellos lo que a través de sus vivencias dan forma a la personalidad de la propia película. De hermosa fotografía, está rodada en Bilbao, Zurich y Munich, y en varios idiomas (de obligada visión en versión original), lo que en boca del propio director, enriquece la experiencia.

Con un marcado toque indie, como es habitual en el género, son los actores quienes, en mayor o menor medida, sustentan la consistencia de la cinta. Destaca, una vez más, el joven actor vasco Unax Ugalde, con una interpretación fraternal y profunda, que expresa en todo momento, mediante la voz o la mirada, lo que pretende. Ella, Nora Tschirner, a pesar de sus 30 años, es ya una popular actriz de la comedia romántica en su país (Alemanía).

Otro de los puntos fuertes de la cinta es el propio guión, escrito por David Pinillos, Juan Carlos Rubio y Paco Cabezas. Sin perder fuerza en ningún momento, los diálogos rebosan buen gusto, madurez y gracia, sin perder lucidez en ningún momento.

Melancólica a ratos, impregnada de cierto lirismo entristecido, Bon appétit es una película muy sencilla, posiblemente olvidable para muchos, pero de muy agradable impresión y recuerdo si te gusta el género.

One Response to Bon appétit (David Pinillos, 2010)

  1. Shelbynski dice:

    Muy de acuerdo contigo, es de las que te alegran la tarde. Y Nora Tschirner es preciosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *