FANCINE 2011: Día VI

Escrito por

Twitter icon

En el FANCINE siempre hay tiempo para un final feliz. Esta noche es la gala de clausura del Festival de cine fantástico de la Universidad de Málaga, pero todavía quedan películas por ver y comentar.

The Sandman (Peter Luisi, 2011) es una pequeña fantasía que a su conclusión resulta simpática, pero que se olvida con facilidad ya que no ahonda en los temas que toca ni se formula como ciencia ficción absurda a partir de un argumento que daba mucho más juego. Con un tono cómico que no molesta, se mueve entre los sueños de sus protagonistas para tratar de devolver a una realidad mejor. En el fondo no es más que una historia de amor, y no es una especialmente conmovedora ni romántica, realmente todo lo contrario, pero su envoltorio de fantasía casi kafkiana se hace al final demasiado obvio y resoluble por medio de unos sueños que, aunque no explican por qué el protagonista pierde arena de su cuerpo, si que a través de ellos este puede intentar cambiar su presente y su futuro, ese que se niega a asumir pese a que sus palabras mientan, antes de que irremediablemente se quede solo y nada más tenga arena hasta en los bolsillos.

Lo peor de Taxi Driver (Martin Scorsese, 1976) es sin duda Midnight FM (Kim Sang-man, 2010) , y me explico. La película coreana se aprovecha de la iconografía y la figura de Travis Bickle para desarrollar un pobre thriller de terror en el que un psicópata hace la vida imposible a una locutora de radio, amenazando su vida y la de su familia. El argumento no tiene sentido, la motivación del psicópata se exceden sustentándola en su gratuita esquizofrenia, que no solo le convierten en un admirador del programa de radio y de la película de Scorsese, sino que le llevan a matar y secuestrar personas que son la lacra de la sociedad, sino que le hacen un asesino indestructible, con su propia mazmorra y centro de operaciones al que es imposible detener o entender. La trama podía tener interes cuando se desarrollaba en la radio, estableciendo un tenso juego entre el oyente y presentadora con el programa en el aire, pero la película se cae por sacar la historia de la emisora y excederse en asesinatos, huídas, secuencias violentas y persecuciones tramposas e imposibles que no llegan a ningún sitio, ni siquiera a un final decente que se pide a gritos a la media hora y parece que nunca llega. Habrá que volver a ver The Chaser (Na Hong-jin, 2008) para quitarnos el sabor de boca.

Werner Herzog es un cineasta tan poco convencional y de un valor tan importante casi como lo son las pinturas encontradas en la cueva de Chauvet, al sur de Francia, y a este paso, casi tan anciano. n tesoro incalculable que ve la luz gracias a su valiosa Cave of Forgotten Dreams (Werner Herzog, 2011), un documental (en 3D) que sigue la línea de Encuentros en el fin del mundo (Werner Herzog, 2007) descubriéndonos y archivando rincones de la tierra tan desconocidos y lejanos para nosotros, los mortales, tanto en el tiempo (hay pinturas que datan de hace 30 mil años) como en el espacio (dado que el acceso a la cueva está actualmente cerrado) pero que nos hace ver que nos asemejamos más de lo que creemos a nuestros antepasados, mostrando la belleza y realismo de las pinturas de la cueva e intentando recrear la vida de sus habitantes pasados.Tampoco podían faltar los particulares “locos de Herzog”, personajes habituales en su obra que se obsesionan por el material encontrado y dotan de cierto sentido del humor y pasión al documental, pero el propio Herzog, aparte de dejarse fascinar por los tesoros encontrados, al mismo tiempo formula un interesante discurso, culminado magistralmente en el epílogo, que nos recuerda que nuestra leve existencia en esta vida se hace eterna siempre que otro prolongue nuestra mirada hacia el mundo que lo rodea.

3 Responses to FANCINE 2011: Día VI

  1. Tania dice:

    "Werner Herzog es un cineasta tan poco convencional y de un valor tan importante casi como lo son las pinturas encontradas en la cueva de Chauvet". Madre mía, ¡te habrás quedado a gusto! En cualquier caso, es verdad que el documental es interesantísimo (difícilmente podría no serlo con semejante material).

    Lo de Midnight FM me deja un poco chafada. La descubrí justamente ayer y estaba por verla este fin de semana, pero ésta es la primera crítica que leo sobre ella… y es bastante negativa. En fin, creo que voy a pasar, de momento. Además, ni siquiera me gusta Taxi Driver 🙁

    ¡Gracias por tus crónicas!

  2. Antonio1004 dice:

    Me sobré, me sobré un poco, lo reconozco, pero tiene su sentido. Desde el momento en el que Herzog es el único que ha filmado el interior de la cueva, esta pasa a formar parte de la obra de su filmografía, de ahí que ambas sean casi tan importantes, porque están dentro la una de la otra.

    Midnight FM es un entretenimiento sin más, y uno muy pobre además, pero si vas buscando solo eso quizás te divierta, siempre y cuando sepas que no tiene nada más que ofrecer. Y si no te gusta Taxi Driver, casi que mejor.

    Gracias por dejar un comentario, se agradece mucho 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *