Luther y Sherlock: los reyes del crimen

Escrito por

Twitter icon

Dos pesos pesados de la BBC regresan con un duelo épico por llevarse el cetro de la mejor miniserie policíaca del 2010 ¿A quién quieres más, a papá o a mamá?

Hay veces en las que el destino nos sitúa en una tesitura cruel y esto ocurre cuando hay poco tiempo y muchas, muchas ganas de ver una buena miniserie policíaca. Y si aún encima es la imperial BBC la que te pone en el brete con su mejor oferta de género de los últimos años, la cosa se complica. Por ello queremos separar el grano de las pajas y poner sobre el tapete los pros y contras de las dos estrellas de la colección 2010: el policía más atormentado contra el detective más famoso y carismático del mundo. ¿Que te lo pongo fácil? Lee y verás:

Luther

A Luther le echarían de un concurso de polis atormentados por abusón. No sólo es un triste y un furibundo, sino que además siente en sus carnes todas las desgracias del mundo como si fueran las propias. Eso sí, su excepcional empatía con el dolor le viene de gran utilidad para su trabajo, donde funciona más a base de instinto que de pruebas. Por ahí ronda su ingenuo compañero, su ex-mujer a la que quiere pero con la que no puede convivir y una bella psicópata que es, alternativamente, aliada y enemiga. Esto por no hablar de los seis episodios que componen la miniserie y en los que se demuestra que los guionistas no tienen escrúpulos cuando sospechan que su personaje lleva demasiado tiempo sin que le pase alguna desgracia.

Es cierto que el personaje no parece muy original, pero a cambio tenemos una todopoderosa interpretación de Idris Elba en el papel protagonista, tenemos a la fascinante Ruth Wilson como la psicópata y tenemos seis tensas historias criminales a ritmo de infarto y con un guion de Neil Cross repleto de diálogos juguetones por cuyos intersticios asoma eso que tanto nos gusta: la sempiturna lucha entre el bien y el mal (interiores).

Sherlock

Algo menos atormentada y oscura, Sherlock es, como su nombre indica, la nueva versión con que la BBC renueva el fondo de armario del célebre detective british ideado por Arthur Conan Doyle. Tres episodios de una miniserie que por ponerle alguna pega, deja sabor a poco. Benedict Cumberbatch, con permiso de Robert Downey Jr, es el Sherlock de la temporada: cínico, frío, flemático y con un irónico y despiadado sentido del humor. Con él, su inseparable doctor Watson, un buenazo veterano de Afganistán que soporta los desplantes del genio con su acostumbrada flema británica. La pareja se muestra en plena forma y nos encanta dar la bienvenida a la sólida reinvención de Estudio en Escarlata, aunque luego nos bajen un poco el nivel en El banquero ciego y El gran juego. Se lo podemos perdonar con diálogos como estos:

Watson: Esta la cosa más ridícula que he hecho en mi vida.
Holmes: Y eso que invadió Afganistán.

El drama versus la comedia, la intuición versus la lógica, Benedict versus Idris…Sea cual sea la elegida, no hay margen de error: tanto Luther como Sherlock son dos propuestas tan distintas y tan apasionantes que tendrás mil excusas para sacar tiempo y ver ambas. Palabra de sabueso.

3 Responses to Luther y Sherlock: los reyes del crimen

  1. Sito dice:

    Los tres de Sherlock molan lo suyo. El tercero me encanta, tanto como el primero. El segundo sí es cierto que no es tan bueno. Se sabe nada de la segunda temporada?

  2. Neathara dice:

    Dijeron que para enero del 2012 habría otra tanda, pero con los de la BBC nunca hay que fiarse mucho, mueven bastante estas cosas de fecha.

  3. Grandine dice:

    Menudo currazo en cuanto a series te estás pegando, Cris, enhorabuena! A estas dos les tengo muchas ganas, a ver si cuando les pegue una ojeada me leo el artículo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *