La red social (David Fincher, 2010)

Escrito por

Twitter icon

CAH/Laredsocial/poster

Nueva entrega de «Apuntes colectivos» en Cinema ad hoc. En esta ocasión hablamos sobre una de las películas más representativas de nuestro tiempo.

«Fincher, Sorkin y esa bestia parda llamada Eisenberg han creado el nuevo Ciudadano Kane del cine. […] ¿Va del Facebook? No, ni siquiera se centra en ello. Es el maletín de Pulp Fiction, el Halcón Maltés de la película con el mismo nombre… ¿Va de juicios? Menos aún. Sorkin y Fincher desprecian todo eso y ni siquiera nos cuentan el final. ¿Va de la traición, de la amistad, del amor….? Sí, pero resumido en una sola palabra: la INCOMUNICACIÓN en el mundo de hoy. Y Sorkin saca el mayor as de la manga al principio del relato, cuando tenemos una conversación entre el bueno de Eisenberg y su novia… que no es más que una conversación del Messenger llevada a una cita». (Pablo García Márquez)

«La única verdad absoluta es que el guión es una obra maestra y que Fincher acierta en no salirse de ahí para rodar la película. […] Los personajes son afables, simpáticos, contemporáneos a nosotros… pero son meros transmisores de una idea; no se necesita de ellos nada más». (Andrés Aranda)

«La película, aunque muy bien filmada, no es ni mucho menos un vehículo de lucimiento de la dirección, sino el aderezo perfecto para el guión». (Neathara)

«No revoluciona las formas, no supone un antes y un después, pero JO-DER». (Martín Cuesta)

«La escena de los remos me parece un grito desesperado (recordándome demasiado a Brian de Palma cuando se pone en ese plan) para mostrar que el director está ahí, y es una escena que rompe con todo. Una sola escena que, sin embargo, cambia el rumbo de la película, que, a partir de entonces, incluso cuando recobra su dirección más sosegada y clásica, va dando algunos vuelcos, se llena de altibajos. Todo lo anterior está muy bien». (Rizzo)

«Está narrada cojonudamente y posee dos de las mejores interpretaciones del año (tremendo, Garfield), un guión bien medido y una dirección que, siendo posmoderna, saber adaptar esos cánones a su lado más clásico, pero, sin embargo, no llega con profundidad a algunos de los temas en los que pretende ahondar». (Grandine)

«Zuckerberg no tiene amigos. Su capacidad amistosa está mutilada desde el principio. Es otra la relación de amistad que él consigue tener. Fría, interesada, distante. El protagonista es un símbolo de nuestros tiempos, vistos de manera crítica y bastante pesimista. […] La sobriedad narrativa en este caso debe ser considerada una gran virtud, un admirable ejercicio de modestia». (Cristian Perelló)

«Tiene un guión, un ritmo y unas actuaciones modélicos». (Javier Abarca)

«Creo que podría haberle dado un ambiente aún más enfermizo, una atmósfera aún más oscura […]. Pero, en lo positivo: las interpretaciones, por supuesto. Y la gran gama de grises que tiene la historia». (Snuff)

«Fincher hace un buen trabajo, transformando una película que poco tiene que decir en algo entretenido. […] Lo de la novia, las fiestas, las chicas, los sentimientos de ellos, sobran y no dicen nada, ni aportan nada, porque el dibujo psicológico que se hace del creador es de lo más pobre». (Capacitivo)

«La caracterización de Eisenberg es brillante. […] La película puede parecer superficial porque todos (o casi todos) los personajes son tremendamente superficiales, algo que podemos extrapolar al enorme impacto del Facebook actualmente, que convierte a la gente en seres superficiales». (Pablo Quirós)

«La forma y el guión están realmente muy cuidados, pero no deja de ser una película de sobremesa dominguera en el fondo. Fincher y Sorkin consiguen hacer con ese fondo un envoltorio bien goloso». (Giuseppe Herrera)

«La película se llama La red social y no Facebook porque habla del tejido social en general, no de una página web. Harvard aparece retratado como un mundo donde nadie escucha a nadie (otros ejemplos de incomunicación: el decano cuando se niega a escuchar a los Winklevoss y su queja sobre Zuckerberg), donde las apariencias y el ligoteo superficial lo son todo y donde, antes que decir algo sincero, la gente prefiere decir algo ingenioso o demostrar su superioridad económica/intelectual/deportiva. […] La película no dice que Internet sea la causa de la incomunicación, sino que todos los defectos de la red social del mundo real están repetidos y potenciados en la red social virtual». (McTeague)

CAH-Laredsocial

10 Responses to La red social (David Fincher, 2010)

  1. ranapa dice:

    Vaya puta obra maestra. No entiendo su nota en FA.

  2. JuanjicoLawless dice:

    Como triunfan los apuntes colectivos. 😀

  3. Sarajeski dice:

    Me declaro fanboy absoluto de la cinta de manera malsana. Capa, estás muerto tío.

  4. Kaserov dice:

    Siempre me quedará el recuerdo de esta película como una de las pocas en las que no consulté la hora en ningún momento. Me absorbió tanto que ni siquiera miré cuánto iba de película por curiosidad. Cojonuda.

  5. Ghibliano dice:

    Qué sosoide es mi intervención :(, podría decir lo mismo de todas las películas del año y nadie notaría la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *