La carrera por los Oscars (IV): mejor director y otras

Escrito por

Twitter icon

Porque estamos de acuerdo en que la categoría de Mejor Director, en Hollywood, es de las poco importantes, ¿no?

 

LOS DIRECTORES

Bromas aparte, lo más destacable este año de la categoría de Mejor Director es que se estaban planteando aplicar la misma regla que en la categoría de Mejor Película y dejar que haya entre cinco y diez nominados, del cinco al diez obteniendo nominación solo si consiguen al menos  un 5% de primeros puestos en las votaciones de los miembros. Probablemente porque de poco sirve tener diez películas nominadas si puedes descartar inmediatamente como ganadoras a las cinco que no tengan a su director nominado. En el pasado lo habitual era que los directores de cuatro de las cinco nominadas a Mejor Película estuvieran nominados en su categoría, y que se colara uno exótico (Almodóvar, Kieslowski…) cuya película no tenía nominación. Pero desde que hay diez nominadas a mejor película eso se ha vuelto mucho más difícil y, probablemente, si una película ha gustado tanto como para tener a su director nominado, raro sería que no se colara entre las diez nominadas.

Aunque nunca se sabe, porque como sabréis, las nominaciones se votan “por rama”, es decir, los directores votan a los nominados a mejor director, los diseñadores de vestuario a los nominados en mejor vestuario, los actores a los actores, etc. Lo cual ha hecho que sepamos que los directores son, junto con los guionistas, la rama más arriesgada (o esnob, o intelectual, o pretenciosa, cada cual que califique como quiera) de la Academia, la que apostó por Lynch en 2001, por Almodóvar en 2002, por Meirelles en 2003… De ahí que casi siempre se colara un “director solitario” entre los nominados, sin película nominada que lo acompañara. A veces eran dos los infiltrados solitarios (1994, 1995, 2001), y otras ninguno, pero siempre daban un toque exótico (aunque en 1995 se cargaron todo el suspense al no nominar a Ang Lee por Sentido y sensibilidad, dejando claro el triunfo de Braveheart).

Por otra parte, todo esto de quizá ampliar hasta 10 los nominados vuelve a oler a fan de Nolan quemado. Porque lo de ampliar a diez las películas nominadas fue por el “escándalo” de que El caballero oscuro no fuera nominada a mejor película después de haber estado nominada a todos los premios del año, y claro, dio sus frutos: Origen sí consiguió su nominación en un campo con diez posibilidades. Pero, Nolan volvió a ser ignorado como director, de nuevo pese a haber sido nominado para casi todos los premios anteriores a los Oscars. Y como los fans de este señor son muy llorones, y como la Academia está muy obsesionada con devolver a los premios y a las galas su popularidad de antaño, pues están estudiando la reforma de la categoría del señorito. Aunque a las alturas que estamos no creo que lo hagan ya para este año, y yo basaré mi predicción en la posibilidad de que sean cinco.

Y lógicamente los primeros son Payne (Los descendientes) y Hazanavicius (The Artist), y después tendré que fiarme de mis intuiciones para la categoría de Mejor Película y actuar en consecuencia:

Pienso que si hubiera solo cinco nominadas a mejor película Criadas y señoras tendría difícil su nominación (pese a tenerla casi asegurada al ser diez) y olería de lejos a director ignorado y director solitario en su lugar. Que este año podría ser Malick, porque si en el pasado ya han votado por él (en 1998) y otros años habían votado cosas como Lynch o Kieslowski, este año tiene papeletas.

Y nos quedarían los pesos pesados: Fincher, Daldry, Spielberg, Scorsese… De los cuáles veo más seguro a Fincher (despierta más respeto entre sus colegas), más improbable a Scorsese (por el tono supuestamente más familiar de su película) y me debato con Spielberg y Daldry. Aunque solo fuera por celos, me cuesta imaginar a la rama de los directores votando nuevamente por Daldry y haciendo que bata records, consiguiendo cuatro nominaciones seguidas de cuatro películas hechas, lo que sería prácticamente nombrarlo rey y señor de la Academia. Su película puede acabar arrasando, y oye, si arrasa, lo lógico sería incluirle a él, pero no sería el primero cuya película gana el oscar a Mejor Película sin tener a su director nominado (el caso más reciente, “Paseando a Miss Daisy” en 1989), y me cuesta imaginar a los directores volviéndolo a votar para que les gane a todos en nominaciones y pase a la historia antes que ellos solo por batir un record tonto. Así que me decanto por el valor seguro Spielberg. Ahora bien, si Daldry consigue la nominación, es porque la película ha venido a ganar, y Daldry muy probablemente gane: ¡no hay precedente de nadie perdiendo en su cuarta nominación consecutiva de cuatro películas hechas!

Sin olvidar que una película como Moneyball puede resurgir de una relativa falta de éxito de público y convertirse en la estrella inesperada, y con ella su director, Bennett Miller, que además no es un desconocido y ya estuvo nominado por Capote. Y sin olvidar tampoco que El topo, y con ella Tomas Alfredson, también puede, de tapadillo, con sus excelentes críticas y su aire de thriller clásico y bueno, dar el susto a las películas grandotas y prepotentes.

Aunque lo verdaderamente tronchante sería que ver a Angelina nominada a Mejor Directora por encima de Spielberg, Scorsese, Allen, Malick y Daldry.

Así pues, mi quiniela:

1-     Alexander Payne (Los descendientes)

2-     Michael Hazanavicius (The Artist)

3-     David Fincher (Los hombres que no amaban a las mujeres)

4-     Steven Spielberg (War Horse)

5-     Terrence Malick (El árbol de la vida)

6-     Tomas Alfredson (El topo)

7-     Stephen Daldry (Tan fuerte, tan cerca)

8-     Bennett Miller (Moneyball)

9-     ¿¿¿¿Angelina Jolie????

LA PEDREA

Y mencionaba en mi título el resto de la pedrea, y es que es importante: por una parte porque siempre es un placer ver ganar a profesionales y artistas que lo merecen (yo elevé una plegaria de agradecimiento cuando ese genio llamado Dante Ferretti consiguió el premio que le llevaban birlando durante años, y todos queremos ver a Morriccone recoger el Oscar bueno, no el honorario, de una vez); pero además, por otra parte, casi siempre gana la película con más nominaciones, o al menos es de las favoritas, y conviene hacer cálculos para saber cuáles pueden acabar triunfando. Y es que recordemos que para elegir a los nominados a Mejor Película votan todas las ramas de la Academia, y por tanto un montón de montadores, directores de maquillaje, directores de efectos visuales o de sonido, y compañía, que más probablemente han participado en las películas con grandes valores de producción antes que en las pequeñitas. Y que, si no han participado, tienen un interés indirecto en promocionar esas películas grandes, que al fin y al cabo son las que les dan de comer a ellos.

Por ejemplo, The Artist tiene a su favor, por encima de otras posibles favoritas como Los descendientes o Tan fuerte, tan cerca (o la de Fincher) el estar ambientada en el pasado (hola, dirección artística y vestuario) ser muda y por tanto necesitar apoyo fuerte de montaje, música y efectos sonoros (tres nominaciones más), ser en blanco y negro (fotografía)… Si además consigue la nominación para Bejo, estaríamos hablando de entre nueve y doce nominaciones, que ya es. Si consigue doce podéis darla como favorita clara para el premio gordo, aunque tiene en contra que su equipo es mayoritariamente francés, y, por tanto, suponemos que sin mucho contacto con las ramas de la academia que votarían en esas categorías técnicas).

Porque además hay categorías clave: si una película muda consigue nominación al mejor guión, la cosa pinta bien para ella (ya sé que un guión es mucho más que diálogos, pero para la Academia a veces parece que es lo principal o único de un guión). Si una película aparentemente clásica, pequeña, realista e íntima como Los descendientes consiguiera nominación al mejor montaje o fotografía, también le pinta muy bien. Así, podemos tratar de aventurar qué películas pueden conseguir muchas nominaciones para tratar de orientarnos:

Ya he mencionado que The Artist puede conseguir hasta doce candidaturas (trece si se les va mucho la cabeza con ella y le dan las nominaciones en los dos apartados de sonido, por ejemplo), y yo sitúo el mínimo en ocho. Criadas y señoras, por aquello del look “fiffty’s”, también puede plantarse con cinco o seis. War Horse pinta bien para los Oscars técnicos y artísticos, aunque tiene al handicap de que ninguno de sus actores parece tenerlo fácil para conseguir nominaciones. Si acaba siendo tan buena como para situarse entre las favoritas, puede tener entre ocho y once candidaturas, aunque teniendo en cuenta lo competitiva que es la categoría de mejor guión adaptado y que las películas simplemente de época y guerra (sin fantasía de por medio) ya no suelen conseguir nominaciones en efectos especiales o maquillaje, me inclino más bien por una cifra de un solo dígito.

Las de Fincher suelen tener el look muy cuidado, y el trailer de Los hombres que no amaban a las mujeres deja ver una fotografía muy buena. Además Fincher suele ser de hacer virguerías con el montaje, y tenemos la transformación de Rooney Mara para interpretar a Salander (y el tema tatuajes), lo que puede colarla en maquillaje (si La vie en rose se coló…). Pero si La red social solo consiguió ocho no veo yo a esta igualándola.

Y una que puede sorprender, al menos por la pinta de su trailer, es Tan fuerte, tan cerca: pese a estar ambientada en el presente, parece que se empeña en mostrar una visión cool y poliédrica de Nueva York, para lo que necesitará (insisto, juzgo solo por un trailer) montaje y fotografía buenas. Tiene banda sonora de Desplat. Si uno empieza a sumar… Película, director, actriz secundaria, actor secundario, guión adaptado, fotografía, montaje, banda sonora… seguro que le pegan una canción de Celine Dion en los títulos de crédito y nos plantamos en las nueve nominaciones. A poco que haya algo digital para recrear el 11-S con espectacularidad, súmale sonido, efectos y tal, y llegas a los dos dígitos.

Ojo también con El topo, cuya fotografía, montaje, banda sonora y elementos de producción (el look setentero) han sido muy alabados. Si acaba pegando fuerte, ocho o nueve nominaciones no parece una predicción descabellada.

Y como he mencionado muchas veces la categoría del guión, quiero detenerme un momento en ella:

La de Guión Original está bastante anémica porque casi todas las favoritas son adaptaciones, lo que despeja el camino para que The Artist, pese a ser muda, no solo consiga la nominación sino que probablemente gane (aparte de en 1927, donde una muda ganó a las dos primeras películas habladas nominadas en esta categoría, en 1956 ganó en esta categoría El globo rojo, también muda y francesa), ahora que J. Edgar se nos ha caído (lo más atacado de la película es el guión). La otra gran favorita sería Medianoche en París, y después ya las indies, que aquí se suelen colar (Shame, Take Shelter, Martha Marcy May Marlene…) e incluso, dado lo abierto de la competición, no os extrañe ver a la alabadísima Nader y Simin: una separación en esta categoría.

Y Guión Adaptado es todo lo contrario, con todos los pesos pesados basados en novelas y obras de teatro prestigiosísimas o popularísimas: ganará Los descendientes muy probablemente, porque es la película más “de guión” de entre las favoritas, pero lucharán por estar nominadas Tan fuerte, tan cerca, Criadas y señoras, War Horse, El topo, Moneyball (escrita por el idolatrado Aaron Sorkin, contad con la nominación al menos aquí), Los hombres que no amaban a las mujeres, Un método peligroso, Un dios salvaje… Vamos, todas menos The Artist. Yo apostaría por Los descendientes en primer lugar, luego por Moneyball por el factor Sorkin, luego por la peli de Fincher (al estar escrita por otro peso pesado, Steven Zaillian, y estar basada en libro tan popular y voluminoso), y después por las que más posibilidades tienen de estar en Mejor Película: Criadas y señoras y Tan fuerte, tan cerca. El topo podría echar a Criadas y señoras, pero no veo a la película de Spielberg, aparentemente más épica, más de acción y necesariamente menos hablada (el protagonista es un caballo, recordemos) superando a competencia tan dura.

Resumiendo, veo a The Artist dominando la pedrea, a War Horse no muy lejos, y a Tan fuerte, tan cerca o El topo sorprendiendo con muchas nominaciones (salvo que pierdan la pegada en el último momento) pese a estar ambientadas en el siglo XX o XXI y no ser épicas.

Y de cara a ganar, no olvidemos que muy pocas películas ganan sin barrer bastante para casa (Carros de fuego es la excepción, no la regla). Asumiendo que la película que gane se llevará también mejor director, The Artist y Los descendientes siguen pintando mejor que ninguna otra: la primera puede llevarse a casa fácilmente seis o siete (película, director, guión original, banda sonora, fotografía, montaje, dirección artística y/o vestuario), y eso sin contar a Dujardin, que tiene posibilidades en Mejor Actor, y la segunda se llevaría fácilmente cuatro, pero gordos (película, director, actor y guión). Si la ganadora es uno de los últimos estrenos lo tienen más crudo: supongo que la de Daldry ganaría tres fáciles (película, director, y actor secundario), le costaría más el de guión, y no la veo ganando la pedrea en casi ninguna instancia. La de Fincher podría ganar tres fáciles (Película, director y actriz), alguno más técnico (¿le quitará el montaje y la foto a la película muda y en blanco y negro?) y la veo con más posibilidades (aunque tampoco muchas) de llevarse el guión adaptado por encima de la de Payne. Con lo que, a fin de cuentas, si miramos a la pedrea, de nuevo nos sale que The Artist y Los descendientes parten como favoritas, y que Daldry y Fincher van a necesitar críticas arrolladoramente buenas si quiere ganar a la cuarta o a la tercera, respectivamente.

Y hasta aquí mi análisis por el momento. El próximo día 28 de noviembre los premios de la crítica de Nueva York dan el pistoletazo de salida de lo que por allí llaman la “Awards Season” o “temporada de premios”. Después vendrán una montaña de premios de la crítica más o menos importantes (NBR, Los Angeles, la asociación nacional de críticos, Chicago con el muy influyente Ebert a la cabeza…), los sindicatos de cada rama (actores, directores, productores y demás, que dijo aquel), los Globos de Oro, los Indie Spirit Awards, etc. Entonces tendremos más datos que ahora y podréis reíros de lo desnortado que anduve con estas primeras predicciones. Pero entonces pretendo, si me dejan y puedo, hacer nuevos artículos e intentar llevar una crónica actualizada de cómo va esa “Awards Season” tan circense y absurda. Y desde aquí lanzo una petición a los medios para que dejen de utilizar el tópico de “antesala de los Oscars” cuando hablen de los Globos de Oro, porque realmente en los últimos 15 años las antesalas se ha multiplicado y los globos ya no tienen el peso de antaño. Ya era un cliché gastadísimo, pero a estas alturas, además, suena completamente demodé y desinformado.

Gracias por la atención a los que me leísteis, gracias a Tala que me edita estas cosas, y hasta pronto.

Escrito por McTeague

6 Responses to La carrera por los Oscars (IV): mejor director y otras

  1. Rizzo dice:

    Creo que en esta quiniela no te has dejado a nadie. Vamos, se habla también de Woody, pero lo lógico es que pasen de él y como mucho (remarcando ese como mucho) le puede caer alguna nominación a guión. Yo sí veo a Daldry nominado, pese a la pinta horrible de su película, aunque, a falta de ver algunas de las películas, no tengo ningún favorito en esta categoria.

  2. Neathara dice:

    Cuando me recupere de la visión de Sandra Bullock rubia, te contesto.

  3. KSTLEO dice:

    McTeague, a ti tendrían que ponerte en la presentación de los Oscar, y no a Ángels Barceló, que no ha visto más que dos películas y no tiene ni idea del resto…

    Desmanes aparte, ¿No le ves a Un dios salvaje y Polanski alguna posibilidad? ¿Y a Cronenberg y Un método peligroso?…

  4. McTeague dice:

    KSTELEO, la de Cronenberg y la de Polanski se han desiflado un pelín desde sus etsrenos venecianos, donde fueron eclipsadas por Shame y El topo (dentro de las pelis anglosajenas y con oportunidad de premios).

    Con la de Cronenberg parece que la gente no se pone de acuerdo en si es suficientemente Cronenbergiana o no, y si la Knightley está pasada de rosca o no, pero mientras esto se discute el tiempo pasa y películas con más unanimidad de opiniones se abren mejores huecos en la carrera. Cronenberg en realidad nunca ha sido santo de la devoción de la Academia, que no premió a sus películas más "mainstream" más que con nominaciones de pedrea (Hurt, Mortensen), y eso que tenían bastante mejor acogida que "Un método peligroso". Aun así a esta le podría caer algo en vestuarios/dirección artística, y la Knightley no está aún fuera de juego.

    La de "Carnage" es la típica película generalmente bien recibida pero a la que le cuesta distinguirse, como si no tuviera nada verdaderamente único y memorable que obligara a acordarse de ella incluso cuando se estrenan otras veinte películas con aspiraciones de Oscar. Waltz tiene bastantes posibilidades como nominado a mejor actor secundario, eso sí. Pero incluso en eso la crítica no se pone de acuerdo en quién fue el mejor de los cuatro, y teniendo en cuenta como arrasó Waltz en premios hace dos años dudo que se lleve nada este año, y sin ganar premios de la crítica o de otras asociaciones, en un mes (cuando los académicos voten) estará más olvidado que otros.

    Creo!

    Por cierto que entre que escribí este artículo y su aparición ha sucedido que "Hugo" ha arrasado entre la crítica americana y muchos la llaman la mejor película de Scorsese desdde "Uno de los nuestros". Está más cerca que antes de consguir bastantes nominaciones, incluidas las dos gordas de director y película, aunque aun así no está claro.

  5. ¡Con la foto de Mel Gibson en este artículo me he asustado! XD

    Para este año suenan fuerte Alexander Payne y Steven Spielberg aunque "The Artist" sea la favorita para alzarse con el Oscar a la Mejor Película. Creo que nunca han premiado a una película que no sea norteamericana y/o inglesa pero siempre hay una primera vez aunque mucho me temo que a su director no le van a dar estatuilla sino nominación. Michel Hazanavicius, Stephen Daldry, Woody Allen, David Fincher y Terrence Malick también suenan fuerte para completar los nominados. Todo esto a la espera de "War Horse", claro.

    Saludicos!

  6. Neathara dice:

    Una dupla encantadora sería la de Angelina como directora y Brad como actor. Recemos a los hados del glamour.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *