Críticas: Un loco a domicilio

Escrito por

Twitter icon

Crítica de Un loco a domicilio, dirigida por Ben Stiller, con guión de Judd Apatow y protagonizada por el cómico de moda de los 90, el gran Jim Carrey.

Me supone un gran placer ver una película de Jim Carrey. Sobre todo de la de los años 90, esas películas con las que crecí y que quizá hoy tengo más olvidadas. Actualmente estoy revisando su filmografía y me declaro fan de Jim Carrey, pero no solo del actor serio, sino también del que hace continuamente el ganso, del Jim Carrey pre-Truman. He disfrutado enormemente con Dos tontos muy tontos, que es mi favorita, La máscara y la segunda parte de Ace Ventura – también con la primera pero algo menos-. Incluso llegué a disfrutar con su Edward Nygma (Riddler) en Batman Forever.

Y por supuesto también lo he hecho con la película que nos ocupa. Solo recordaba escenas sueltas de Un loco a domicilio (The Cable Guy): la escena del partido de baloncesto con Carrey haciendo un mate gracias a Jack Black, el karaoke con el actor cantando Somebody to love, Carrey llamando a la puerta y gritando “el del cable” o la escena de la pelea en los servicios. Aunque ni recordaba que era nada menos con Owen Wilson esa pelea.

Un loco a domicilio está dirigida por Ben Stiller que después se ha convertido en un director a tener en cuenta. Zoolander tiene muchos admiradores, Terrence Malick entre ellos, que la han convertido en una película de culto. Tropic Thunder incluso llegó a tener sus nominaciones al Oscar y a los Globos de Oro (casi todas para Robert Downey Jr., es cierto). Con esta película, su segundo largo tras debutar con Bocados de realidad, Stiller se llevó varios palos y la película se vio solamente como un vehículo para el lucimiento de su estrella, incluso citándose una y otra vez para criticarla negativamente el sueldo que cobró Carrey por hacerla.

A mí en su revisión me ha parecido una película muy negra e irónica. Y, efectivamente, hecha para el lucimiento de Carrey aunque el protagonista principal sea Matthew Broderick. Pero hay más que eso. Guionizada por un entonces desconocido Judd Apatow –no podía faltar su esposa Leslie Mann haciendo el papel de la chica de la película-, el guión describe a la perfección a ese tipo gris que acaba de romper con su novia y que decide ponerse el cable. Y entonces llega Jim Carrey. Y revoluciona toda su vida. Carrey hace del típico pesado que agobia a sus amigos hasta que comienza a ser un tipo obsesivo capaz de cualquier cosa cuando le dan de lado.

Y cuando la película se convierte en el recital del actor canadiense, este no decepciona a su público y otorga escenas muy divertidas. Toda la parte en el restaurante medieval (con mi adorada Janeane Garofalo de camarera) me parece de un nivel alto pero no es la única parte. Y Carrey tiene la facilidad de pasar de tipo entrañable a auténtico hijo de puta –en esa misma escena se puede ver- casi sin que se note ni cambiar el chip. Esto solo se le ha reconocido cuando ha hecho cine serio o cuando ha trabajado con directores con renombre (Peter Weir o Milos Forman) pero en otras películas muestra un talento al alcance de pocos. Su personaje es realmente triste pero él le otorga esa gracia y ese encanto especial que me ha recordado al papel de Robert de Niro en El rey de la comedia, salvando las obvias distancias entre los personajes y las películas.

La película avanza a base de gags muy graciosos y del aprovechamiento por parte de Stiller y de Apatow de sus dos personajes principales y de la pareja que forman Broderick y Carrey. El final es lo que me parece más negro pero no por ello deja de ser divertidísimo. Aquí ya se ve en todo su esplendor la locura del personaje de Carrey. SPOILER El momento en que grita eso de porque en la vida real en esos momentos no se oye música como en las películas y comienza a cantar una canción para darle épica a la situación la voy a recordar por millones de años, además resulta muy lúcido que después de todo lo que ha pasado, Carrey no se recupere y encuentre a otro pardillo al que joderle la vida por llamarle “amigo” en el avión que viajan FIN SPOILER. En fin, solo me queda decir que es una película muy superior a como la recordaba. Queda recomendada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *