Seminci 2011: a seguir

Escrito por

Twitter icon

La semana internacional de cine de Valladolid alcanza su 56ª edición. Uno de los festivales con más tradición de nuestro país presentó su sección oficial: una amplia panorámica al cine mundial caracterizada por buscar siempre el lado más humano de la problemática actual.

Vamos a repasar los nombres más destacados presentes en la cita vallisoletana:

– Los hermanos belgas Jean Pierre y Luc Dardenne mostrarán con su El niño de la bicicleta, galardonada en Cannes (como casi siempre) con el Gran Premio del Jurado y en la que cuentan la iniciática historia de Antoine Doinel Cyril, un niño que huye de un hogar de acogida donde fue abandonado por su padre, si su cine social y de cámara al hombro sigue en plena forma, parece que sí.

 

– Una de las directoras con más seguimiento de los ’90, Agnieszka Holland (a reivindicar la muy interesante Europa, Europa), regresa a su Polonia natal tras dirigir capítulos de series de alto índice de molonidad como The wire o Treme. La elegida ha sido In Darkness, una nueva mirada del holocausto judío que ha sido, además, seleccionada para representar a su país en la futura ceremonia de los Oscar.

 

– El francés Robert Guédiguian, otro de los iconos del cine social francés de fin de siglo retoma temática y protagonista habitual, Ariane Ascaride, con Las nieves del Kilimanjaro. Por supuesto nada que ver con el clásico de Hemingway, más bien se trata de una mirada a la situación de crisis en Europa, usando la metáfora de un matrimonio de obreros que sufrirán una serie de catastróficas desdichas.

 

Zhang Yimou deja (alabado sea Confucio) por un momento las artes marciales, los saltos de 50 metros y los efectos de ordenador a cascoporro y parece recuperar algo de su cine más íntimo con The Love of the Hawthorne, una historia de amor enmarcada por la Revolución Cultural china ¿Será un retorno a los orígenes?¿Ayudará que tenga el mismo entorno histórico que las estupendas ¡Vivir! o El camino a casa?. Ojalá.

 

– Premiada en el Festival de Venecia por su fotografía, Cumbres borrascosas, una nueva adaptación de la obra de Emily Brontë, es la muy esperada última película de la británica Andrea Arnold y, sin duda, una de las favoritas para llevarse la Espiga de oro. Una parte de la ejem, élite crítica de nuestro país, ejem de nuevo, se sintió algo molesta de que el tormentoso Heatcliff sea negro, eso es saber valorar cine, señores. Expectantes estamos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *