Críticas: Circunstancia

Escrito por

Twitter icon

Directo desde la Seminci nos llega Circunstancia, el primer largometraje de Maryam Keshavarz,  una joven realizadora de origen neoyorquino y criada entre esa propia ciudad y Shiraz (Irán). Después de rodar en 2005 su primer documental, The Color of Love, su corto The Day I Died fue premiado en varios festivales como los de Nueva York, Berlín o Mar de Plata. Es entonces cuando empezó a preparar su primer largometraje, Circunstancia.

El film viene abanderado por el público de Sundance, donde fue galardonado con el reconocido Premio del Público en la última edición del festival que tiene lugar cada año en las dos últimas semanas de enero en el poblado de Park City.

Ambientada en Irán, pero rodada íntegramente en Líbano (fue imposible realizarla en Irán, por los temas que trata, afirma la directora), la cinta habla sobre la represión, sobre la limitada y ahogada libertada que sufre la juventud en un país totalitario como el de Irán, que supervisa y observa en todo momento, cualquier evasión moral que pueda acontecer en sus límites geográficos.

Atafeh y Shireen son dos amigas que han crecido juntas, y que sienten algo más que una sencilla amistad entre ambas. Juntas, recorren la cultura underground recóndita del país, para vivir, experimentar, percibir y padecer sensaciones, sentimientos inéditos y desconocidos para su experiencia humana. Y entre ellas, aparece el hermano de Atafeh, Merhan, un ex-drogadicto que intenta guiar y conducir su nueva vida hacía la prosperidad, aun si eso le hace traspasar los límites de la radicalidad y el extremismo religioso.

Circunstancia es una película rodada de forma lúcida y alegre por Maryam Keshavarz, a pesar de su inexperiencia como realizador de largometrajes. Con una estética de videoclip, atractiva y sugerente, el film evoluciona artísticamente a la par que su narrativa. La primera parte, alegre, armoniosa y dinámica, con tomas ligeras y suaves, contrasta con una imagen más oscura y apagada con la que termina, justo cuando la confrontación, los contratiempos y los obstáculos de la vida hacen acto de presencia en la vida de las protagonistas.

Protagonistas, (Nikohl Boosheri y Sarah Kazemy) que sobrepasan el aprobado en su primer trabajo delante de la pantalla. La música también tiene su influencia y propia evolución en la película. Al principio, la música es animada y achispada, la cual difiere en la última parte del metraje cuando la atmósfera se vuelve más sombría. El hip-hop persa posee un gran protagonismo a lo largo del film.

En definitiva, una película interesante, sobre la opresión e intolerancia que sufre la mujer en el estado islámico, sobre el amor, y sobre los diferentes caminos de la vida a los que te enfrentas a lo largo del tiempo. Un film que no se exhibirá en países de Oriente Medio, (salvo Turquía e Israel), el cual ha supuesto muchos problemas legales para la directora en su propio país (Irán), pero que esperemos que le de alas para que podamos ver largometrajes tan valientes como lo es Circunstancia.

TRAILER 

2 Responses to Críticas: Circunstancia

  1. Cristian Perell& dice:

    Muy buen trabajo, Sergio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *