Cisne negro (Darren Aronofsky, 2010)

Escrito por

Twitter icon


La segunda entrega de «Apuntes colectivos» está dedicada a una de las películas más impactantes del año 2010.

«Es un delirio, un auténtico arrebato. A quienes les pida el cuerpo más una experiencia que una película, no deben perdérsela. Es un Aronofsky que sigue la senda de La fuente de la vida (la única película suya anterior a Cisne negro que me ha gustado), pero aprendiendo la lección esta vez y recordando […] a Satoshi Kon en su tratamiento de las historias, que se mueven en la franja entre la realidad y el alucine con un brutal aparejo psicológico al servicio de una narración que, a pesar de las apariencias, resulta perfectamente compresible y coherente». (Neathara)

«Aronofsky toca los huevos. Y es cosa del espectador decidir si ese tocamiento es placentero o todo lo contrario». (Minino)

«Tremenda. Magnífica pesadilla, atrapa, envuelve y aterroriza hasta su espectacular clímax. Hace gala de una intensidad mareante, de una perversión y suavidad que crean un contraste demoledor. […] Portman es una diosa. Absoluta. Bella y temible». (Aka Dani)

«Está bastante bien hasta que acaba convertida en un puto despropósito por obra y gracia del mismo director de la película, que, como en toda su carrera como director, se muestra bastante más competente cuanto más tópica y sencilla es su película. […] El film alcanza su esplendor en spoiler la salida del personaje de Natalie con el de Mila y la posterior comida de coño que, como es evidente, es la mejor escena de la película fin spoiler. Después de esa escena, una hora y algo de cine bastante conseguido, la película se vuelve más psicológica aún hasta el punto de que Darren termina superado por los medios. Sabe lo que quiere pero lo desarrolla y lo muestra de la peor manera posible, dando tumbos hasta llegar al lógico final. Una lástima porque podría haber sido, perfectamente, la mejor película de este año». (Rizzo)

«Lo más emocinante que he visto en mucho tiempo. Conmociona, conmueve… Una pesadilla excitante y muy, muy violenta. […] El trabajo de sonido que tiene la película es impresionante, el latido constante, los suspiros, la respiración, la música…». (Dean Moriarty)

«Brillante, absorbente. Contundente obra maestra. La mejor película de un autor que me parecía muy sobrevalorado». (Javier Abarca)

«Un autentico delirio. La atmósfera de la película te abstrae por completo durante todo el metraje. Un espectáculo visual y sonoro. Y una Natalie Portman sensacional, magnífica». (Sergio Andrés)

«La cámara en mano y los planos largos son un acierto. Se diluye y reincide bastante en mi opinión pero, al mismo tiempo me acojona y me perturba. […] Las escenas sexuales son, al mismo tiempo, perversas y excitantes». (Mario Martínez)

«Tensión creciente en la que todos elementos que participan tienen algún sentido». (Martín Cuesta)

«Excelente, bien contada y llevada, con esa presión ejercida por la madre y por ella misma para llegar a la perfección, y con esa mente pegada a la infancia. Y esos desencadenantes que llevan a liberar toda la presión para llegar a una liberación sexual y mental». (Rodolfo Luoni)

«A favor: arrollador poderío visual, uso correctísimo de la primera persona para mantener una ambigüedad constante en lo referido a la fina línea que separa lo real de lo imaginado (y para no perder nunca la capacidad de sugerencia), desarrollo fluido de la historia y sabia administración de la tensión dramática, dominio absoluto del tempo narrativo (no hay un solo instante para el aburrimiento), interpretaciones de gran altura, escenas brillantes de verdadero horror psicológico al nivel del mejor Polanski. En contra: durante todo el visionado me pesó demasiado el lastre de Perfect Blue, con la que vi excesivos paralelismos; final demasiado explícito en contraposición a la deliberada ambigüedad del resto de la película, impresión subjetiva de que al film le falta “algo” para ser redondo». (Diego Bejarano)

«A Darren lo soporto muchísimo mejor desde que dejó atrás su Réquiem por un sueño y su Fuente de la vida, es decir, desde que acude menos a la pirotecnia o si lo hace se ve justificado su uso, en mayor o menor medida». (José Coy)


«Le encuentro parecidos con The Wrestler por aquello que se centra en una persona obsesionada con determinada actividad, y va desarrollando una historia a partir de ello, bastante desquiciada en ambos casos». (Pablo Quirós)

«Película tremendamente psicoanalítica, con el trasunto de una madre mutiladora, la represión y liberación sexual, el clásico tema del doble… […] Aronofsky siempre ha estado obsesionado con los personajes extremos ya desde su ópera prima, Pi, (fe en el caos). En Cisne negro, exhibe sus mejores armas, las que ha ido desarrollando a lo largo de su carrera». (Cristian Perelló)

«Simple, obvia, un poco engreída, un poco previsible, cine paranoide de vuelo raso, con mucho espejo y mucho cliché, llena de ecos de películas mucho mejores y más complejas. Aún así es disfrutable y rara dentro del panorama hollywoodiense actual, y Natalie está exquisita y hay algunos instantes de cine virtuoso y potente». (Nacho Villalba)

«La intención de la película no es ser profunda ni compleja en lo psicológico, sino intensa en lo metafórico (que no simbólico). […] A veces Aronofsky parece sentirse demasiado obligado a que la película sea “de género” y recurra a tópicos del cine de terror psicológico, pero no deja de ser entretenidísima y al final se eleva». (McTeague)

8 Responses to Cisne negro (Darren Aronofsky, 2010)

  1. FVC dice:

    Creo que la que mejor describe la opinión que tengo sobre la película es Javier.

    El director se redime haciendo una buena película, sobrevalorada también, pero mucho más agradable que ese esperpento llamado Requiem por un Sueño. Sin embargo, de Aronofsky, prefiero The Wrestler. Pierde en ser rompedora o arriesgada, como si lo es Cisne Negro, pero se la nota más fuerte y concisa.

    Cuando este director logre un equilibrio entre lo madura que es The Wrestler y lo arriesgada que es Cisne Negro, hará una gran película.

  2. Shelby dice:

    No puedo estar más de acuerdo con lo último que comenta Federico. Pero me sigo quedando con Requiem, pese a ser evidentemente la más excesiva de todas, por haberme tocado de lleno en mi época de empalmado.

  3. Dowie dice:

    Oye, que pensaba que todos poníais los nombres reales y son solo nos cuantos. Prefiero que me llameis dowie, la verdad, pero bueh, pa la mierda que digo.

    • Cristian Perell&oacu dice:

      A mí me gusta muchísimo más el paréntesis con el nombre y el apellido con diferencia. Y si no, échale un vistazo a unos y otros en el artículo. Además, viene bien para que quede claro que no son fragmentos de FA. Pero si me confirmas tu preferencia por el nick, pues lo usaré para la próxima. Ya me dices.

  4. Diego Bejarano dice:

    Buen trabajo, Estra!

  5. Neathara dice:

    Me parece una buena idea que hayas puesto agrupados los nicks por un lado y los nombres por otro, así no queda tan extraña la mezcla.

    • Cristian Perell& dice:

      Ha sido involuntario. xD Prefiero ordenarlo según como va apareciendo en el hilo en cuestión, sin elegir yo el orden ni nada. Alguno lo cambio de sitio, por tal o cual cuestión, pero eso es todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *